El pulpo a la gallega (en gallego polbo á feira o pulpo á feira) es un plato tradicional de Galicia y básico en su gastronomía, aunque su consumo se ha generalizado por toda España. Se trata de un plato festivo elaborado con pulpo cocido entero (generalmente en ollas de cobre) que está presente en las fiestas, ferias y romerías de Galicia  de ahí su nombre “á feira“.

Video receta paso a paso 3.

Imagen de previsualización de YouTube

 

para la receta

 

Versión en PDF :         Pulpo a la feria. Pulpo a la  gallega    CEN-

 

¿Qué necesitamos?


  • Kilo y medio de pulpo
  • 1 cebolla pequeña
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de pimentón picante
  • Sal  gruesa

Preparación:


  • Para que el pulpo esté blando, si se compra fresco, debe congelarse un mínimo de 24 horas. Después de descongelar se lava bien quitando los ojos, la boca y limpiando bien las ventosas de los tentáculos.
  • Ponemos agua a hervir con la cebolla en una cazuela (si es de cobre se suprime la cebolla), cuando rompa a hervir introducimos el pulpo en la cazuela y lo levantamos dos o tres veces, volviéndolo a meter. El agua debe cubrir perfectamente el pulpo.
  • Tapamos y lo dejamos cocer durante unos 25 minutos, apagamos y dejamos reposar otros 20 minutos antes de servir.
  • Lo quitamos  de la cazuela y cortamos con unas tijeras o cuchillo, en discos no muy gruesos, de medio centímetro de espesor. Echamos sal y aceite y espolvoreamos el pimentón dulce y picante a nuestro gusto.

.

Sugerencias y trucos:

  • Si servimos el pulpo sobre un plato de madera, con unos palillos, tiene un toque diferente ya que la madera absorbe el exceso de agua.
  • El pulpo debe congelarse durante un mínimo de 24 horas para que rompan sus fibras y quede más blando.
  • Debemos “asustar al pulpo”, es decir, sumergir y levantar el pulpo tres veces para que no pierda la piel durante la cocción.
  • Es mejor utilizar sal gruesa en lugar de fina, pues absorbe mejor el agua.

.