Esta receta del Roscón de Reyes relleno esta genial, pues conjuga la sencillez de la elaboración de un roscón casero con unos ingredientes de lo más sanos, complementado con un relleno de nata montada que aporta frescura y suavidad. De esta forma tenemos un postre que podemos hacer cuando nos apetezca y disfrutaremos de un delicioso y esponjoso Roscón.

Veremos trucos para prepararlo y decorarlo para el día de Reyes, día de Pascua u otra ocasión en que nos apetezca este delicioso postre. Estoy seguro que os gustará.

Video receta paso a paso 3

Imagen de previsualización de YouTube

Para imprimir 7 PINCHA AQUI

Versión en Pdf :   Roscón de Reyes relleno – CEN

 

Ingredientes :

Para la masa:

  • 500 g de harina de panadería (harina de fuerza, harina de repostería para bizcochos)
  • 6 g de levadura de panadería en polvo (Royal caja amarilla) ó 25 g levadura prensada de panadería
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 150 ml de leche templada (que no queme el brazo, si quema no subirá la levadura)
  • 100 g de mantequilla
  • 150 g de azúcar
  • Ralladura de un limón y una naranja
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • Una pizca de sal
Para el relleno:
  • 800 ml de nata para montar 35% (crema de leche para batir)
  • 150 g de azúcar
  • 80 g de queso crema tipo Philadelphia o Mascarpone
Para la decoración:
  • 1 huevo batido
  • 100 g de frutas escarchadas
  • 2 cucharadas de azúcar

.

Preparación:

  • Comenzamos diluyendo la levadura en la leche. Removemos y dejamos reposar mientras preparamos todos los ingredientes para tenerlos a mano. Templamos la mantequilla, hacemos la ralladura de un limón y una naranja. Cascar los huevos en un recipiente.
  • En un bol echamos la harina y hacemos un hueco en el centro. Añadimos la levadura disuelta en la leche templada, los huevos y la ralladura del limón y naranja. Continuamos con la mantequilla, el azúcar,  una pizca de sal y dos cucharadas de agua de azahar. Mezclamos bien todos los ingredientes con ayuda de una cuchara al principio y luego con las manos enharinadas. Trabajamos un poco la masa amasando unos 6-8 minutos, hasta que no se nos peguen las manos. Hacemos una bola y tapamos con un paño o film plástico transparente, para que leve (para que suba), tardará en hacerlo de 3 a 5 horas en un sitio templado y sin corrientes de aire. Se puede calentar el horno a 50ºC (120ºF), apagar y dejarlo reposar en su interior.
  • Tras el reposo enharinamos la mesa y las manos. Echamos la masa y vamos mezclando con movimientos envolventes de fuera hacia adentro para quitarle el aire, durante un par de minutos. Hacemos una bola y con los dedos hacemos un agujero en el centro que vamos estirando poco a poco hasta alcanzar el tamaño de la bandeja del horno. Colocamos la masa en una bandeja de horno con papel de hornear (papel sulfurizado), podemos poner una figura de cerámica (nunca de plástico pues podría derretirse) oculta bajo la masa del roscón si es para Reyes y dejamos reposar de nuevo en una zona cálida durante 1-2 horas, hasta que se infle. Mientras tanto cortamos la fruta confitada y humedecemos con unas gotas de agua el azúcar para la decoración Bañamos el roscón con huevo batido y decoramos con frutas confitadas y azúcar humedecido. Ponemos la bandeja en la mitad del horno y horneamos a 180ºC (350ºF) durante 30 minutos con calor arriba y abajo, vigilando al final para que no se nos queme. En cuanto tenga el color dorado lo retiramos y dejamos templar.
  • Cuando tengamos el roscón frío lo cortamos a la mitad, reservamos la parte superior y montamos la nata (crema de leche 35%). Batimos nata para montar en un bol bien fríos durante 3 minutos. Añadimos el azúcar poco a poco sin parar de batir. Cuando comience a hacer marcas en la superficie añadimos el queso crema y continuamos batiendo hasta conseguir una nata bien firme, con surcos pronunciados. Echamos la nata montada en una manga pastelera con boquilla de estrella y cubrimos la base del roscón con una generosa capa. Cubrimos con la parte superior del roscón y servimos. Si sobra algo de roscón debemos guardarlo en la nevera por llevar nata montada.

Trucos

  • Si lo hacemos en invierno podemos calentar el horno al mínimo durante 3-4 minutos, apagar y dejar reposar en su interior la masa para que leve, lejos de las corrientes de aire. El tiempo de subida depende de si hace calor o frío en el lugar en que repose. El tiempo de reposo ayuda a que el roscón quede más esponjoso.
  • Para aromatizarlo usamos dos cucharadas de agua de azahar o en su lugar unas gotas de esencia de anís si nos gusta más.
  • Para decorar este roscón de Reyes relleno, podemos utilizar frutas escarchadas (cristalizadas), guindas rojas y verdes, almendras en láminas, azúcar humedecido con unas gotas de agua…
  • Para batir con éxito la nata (crema de leche para batir) debemos utilizar siempre nata bien fría, un bol de cristal, cerámica o metal que tendremos también una hora en la nevera. Añadiremos el azúcar poco a poco a los 2-3 minutos y cuando comience a hacer surcos suaves añadimos el queso crema si vamos a utilizar la nata montada para rellenar tartas o roscones. Debemos utilizar nata con un contenido de materia grasa M.G. superior al 30 por ciento.

.

Sabías que…

  • Para que nos hagamos una idea del tamaño final, el Roscón de Reyes relleno que hemos hecho pesa casi dos kilos con el relleno de nata. Si sobra lo envolvemos en film plástico transparente y lo guardamos en la nevera para su conservación, pues no lleva químicos para su conservación. Al día siguiente la nata montada complementará perfectamente el sabor y la textura del roscón.
  • Si hacemos este roscón para Pascua, es muy típico en algunos lugares ponerles algún huevo entero, es decir con cáscara sin romper, en la parte superior para que se cueza junto con el roscón.
  • El relleno puede ser de nata montada, crema pastelera, trufa…