En esta ocasión vamos a preparar una tarta cremosa de chocolate, muy jugosa y sabrosa, sin necesidad de horno.
En esta receta te enseñamos como decorarla de una manera muy fácil, le queda genial.

 

Imagen de previsualización de YouTube

.

para la receta envidia

Tarta cremosa de chocolate

.

 ¿Qué necesitamos para 4-6 raciones?

No necesita horno

  • 250 g de chocolate fondant
  • 250 g de mantequilla (en pomada)
  • 250 ml de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 70 g de nueces peladas
  • 60 g de azúcar
  • cacao en polvo
  • un molde de silicona de unos 20 cms
  • unas varillas manuales

 

 Preparación:

  • Comenzamos preparando todos los ingredientes para tenerlos a mano. Preparamos el molde untado con mantequilla y espolvoreando un poco de cacao. Reservamos 2 o 3 nueces para decorar el postre y picamos las demás finamente.
  • Ponemos a calentar la leche en un cazo con el azúcar,  en cuando rompe a hervir retiramos y dejamos templar. En un bol troceamos el chocolate con la mantequilla y ponemos a calentar al baño maria hasta que se funda mezclando de vez en cuando. En un cuenco batemos las yemas con varillas manuales y añadimos la leche que ya se ha templado en un hilo y sin dejar de batir. Ponemos el cazo a calentar a fuego suave removiendo constantemente hasta que espese, debemos obtener una crema ligera, en cuanto espese un poco retiramos y vamos mezclando con el chocolate fundido.  Incorporamos las nueces picadas y removemos.
  • Vertemos la masa en un molde redondo de silicona, introducimos en el frigorifico y la dejamos enfriar un minimo de 6 horas hasta que cuaje. Despegamos el molde del pastel si es necesario con un cuchillo todo alrededor. Si el molde es de silicona será mucho más fácil.
  • Espolvoreamos con cacao por toda la tarta, decoramos con las nueces que habíamos reservado y las ponemos en el centro y servimos enseguida. si no la vamos a utilizar en este momento la ponemos en la nevera. Podemos servirla acompañada de unas natillas, o una bola de helado de nata o vainilla.
  

Te interesa saber que…

  • El chocolate negro debemos trocearlo, de esta manera se fundirá antes. Podemos fundirlo junto con la mantequilla, o fundirlo sólo y añadirle los trozos de mantequilla despues poco a poco, removiendo para que se funda todo bien.
  • El chocolate blanco es más delicado a la hora de fundir. Lo mejor es hacerlo al baño maría a temperatura media, ya que con mucho calor se estropea.