En esta ocasión prepararemos una Tarta de Huesitos, super fácil de hacer, muy rica y SIN HORNO. La ganache de fresa unida a las nubes y gominolas le aportan un toque especial de sabor que sorprenderá a tus invitados :3

Video receta paso a paso 3

Imagen de previsualización de YouTube

.

para la receta

Versión en Pdf:          Tarta de Huesitos, sin horno    ENVI

.

                                           Dedicación:        20     minutos

                                                                 +   15 ó 20   minutos de nevera

                                           Cantidad:              6      raciones

.

 ¿Qué necesitamos?

.
  • 12 huesitos mini
  • 250 g de chocolate del 60-70% de cacao
  • 150 g de nata del 35% de MG – crema de leche
  • 50 g de mermelada de fresa a temperatura ambiente
  • 10 nubes y 6 gominolas

Si utilizamos huesitos normales necesitaremos 50 g más de chocolate

.

 Preparación:

.

  • Comenzamos fundiendo 150 g de chocolate. Podemos fundirlo al baño maría o al microondas. En este caso lo hemos hecho en el microondas, para ello colocamos el chocolate troceado en un bol y lo fundimos en el microondas a una potencio de unos 600-700 vatios, en intervalos de 30 segundos. Cada 30 segundos lo retiramos le damos una vuelta al chocolate y volvemos a meterlo. Una vez fundido lo reservamos.
  • Preparamos una GANACHE DE CHOCOLATE Y FRESA: ponemos 100 ml de nata al fuego y mientras se calienta cortamos los otros 100 g de chocolate en trozos pequeños para que se funda mejor. Cuando rompa a hervir la nata, la retiramos del fuego, le echamos el chocolate y removemos hasta que se funda. Añadimos un par de cucharadas de mermelada de fresa y mezclamos hasta que se integren bien todos los ingredientes.
  • Para montar nuestra tarta colocamos sobre una fuente plana papel de hornear y hacemos una base con el chocolate fundido del ancho y largo de 6 huesitos juntos uno a par del otro. Una vez que tenemos la base vamos colocando los huesitos uno a par del otro. Para que se unan mojaremos uno de los lados largos en chocolate y presionamos contra el anterior huesito. Una vez que tenemos el primer piso de huesitos hacemos un borde por la parte exterior con el chocolate fundido y rellenamos el interior con la ganache de fresa. En este punto decidiremos si queremos darle un extra de grosor de ganache (cosa que yo recomiendo pues está buenísima) en cuyo caso lo meteríamos unos 5 minutos en el refrigerador. Pasado este tiempo volvemos a echar otro borde de chocolate y a rellenar el centro con la ganache. Si no queremos este grosor extra nos saltamos este paso.
  • Colocamos un segundo piso de huesitos uniendo unos con otros por el lateral con el chocolate. Una vez finalizado el segundo piso echamos una capa de chocolate fundido y recogemos el chocolate que nos ha caído fuera de la tarta subiéndolo por las paredes. Cuando tengamos una capa de chocolate repartida por toda la tarta presionamos los laterales, pues si la hacemos en un sólo paso tienden a separarse los huesitos.  Después de haber recogido el chocolate la enfriaremos en el frigorífico unos 10-15 minutos para que endurezca el chocolate.
  • Antes de retirar la tarta del frigorífico echamos el resto de la nata en el chocolate fundido que nos ha sobrado y como estará bastante frío, lo calentamos unos 30-40 segundos en el microondas o al baño maría y removemos hasta que quede una ganache fluida. A continuación cortamos las nubes en 3 partes y a la mitad de ellas las volvemos a cortar en otras 3 ó 4 partes hasta conseguir unos discos parecidos a unos labios. Quitamos la tarta del frigorífico, la soltamos del papel y cortamos los bordes que pudiesen quedar. Con ayuda de una espátula la colocamos en la fuente donde la vamos a presentar y colocamos por encima una capa de “labios” de nube. Repartimos la última ganache sobre las nubes hasta que queden bien cubiertas, sin preocuparnos que pueda caer algo por los bordes, al contrario, le dará un toque de contraste muy apetecible. Servimos o reservamos en un lugar fresco o hasta el momento adecuado. Acompañaremos con un bol donde pondremos el resto de nubes y gominolas y otro con el resto de la ganache de fresa.

.

Debes saber que…

  • Esta tarta de huesitos la hemos preparado con huesitos mini, si utilizamos huesitos normales necesitaremos 50 g más de chocolate y en el primer paso fundiremos 200 g en lugar de 150.
  • Con las cantidades que he puesto para la ganache de fresa os sobrará un poco. Mi consejo es que la que os sobre la sirváis acompañando a la tarta para que quien quiera pueda añadir más cantidad.
  • Los huesitos vienen rellenos de chocolate con leche por lo que al utilizar el chocolate negro que hemos fundido, aportaremos un interesante contraste de sabores. Es el que más aconsejo, aunque podemos utilizar cualquiera de los otros chocolates.

.

Cómo fundir los chocolates

.

  • Para fundir el chocolate al baño maría ponemos al fuego un recipiente con agua, en otro más pequeño que quepa dentro colocamos el chocolate troceado y cuando casi comience a hervir el agua lo ponemos dentro del recipiente grande para que se vaya fundiendo el chocolate con el calor del agua y apagamos fuego. Es importante que no tenga demasiado calor para que no se cuezan los chocolates, debemos hacerlo a fuego suave una vez que hierva.
  • El chocolate blanco sólo tiene del chocolate la manteca de cacao, el resto son básicamente azúcar y leche en polvo. Es el más delicado a la hora de fundir ya que con mucho calor se quema y debemos trocearlo en partes iguales para que se funda por igual. Podemos fundirlo al baño maría a temperatura media, dándole la vuelta continuamente hasta que esté líquido. Para hacerlo en el microondas colocamos el chocolate blanco troceado en un bol y lo fundimos en intervalos de 15-20 segundos, quitamos el chocolate, le damos unas vueltas (aunque nos parezca que no ha hecho nada) y lo volvemos a fundir otros 15-20 segundos. Repetiremos esta operación hasta que tengamos el chocolate fundido. Si fundimos el chocolate sin respetar estos pasos se nos quemará y no servirá. Es el chocolate más dulce por lo que debemos utilizar rellenos que no sean demasiado dulces.
  • El chocolate negro está compuesto básicamente de cacao y manteca de cacao. Resiste mucho mejor el calor, debemos trocearlo y fundirlo al baño maría mezclando de vez en cuando o bien en el microondas, en intervalos de unos 30 segundos y removiendo entre cada intervalo, hasta que nos quede suelto. Tiene un sabor más fuerte.
  • El chocolate con leche contiene leche en polvo, azúcar, manteca de cacao y un porcentaje de cacao en torno al 30-40%. Puede fundirse al baño maría o en el microondas en intervalos de unos 25 segundos, removiendo entre cada intervalo. Tiene un sabor suave.